Reciclar cajas de cartón

El reciclaje de las cajas de cartón es una acción más beneficiosa para el medio ambiente de lo que imaginamos. Por cada tonelada de cartón o papel reciclados se ahorran 2 metros cúbicos en los vertederos, 140 litro de petróleo, 50000 litros de agua y la emisión de 900 kilos de CO2 a la atmosfera mejorando o aminorando el cambio climático.

Además, el papel y el cartón ocupan un 25% de los residuos domésticos siendo los materiales más fáciles de reciclar y pudiendo llegar a renovarse hasta 7 veces su reciclado manteniendo, prácticamente, la misma calidad y resistencia como el elaborado a partir de pasta de madera.

¿Cómo podemos ayudar al reciclaje del cartón?

Es un pequeño esfuerzo en el ámbito doméstico y profesional, y gran resultado para el medio ambiente. Simplemente separa. Residuos de cartón o papel en una bolsa o caja de cartón del mismo material de los plásticos u orgánicos. Por ejemplo: cajas de cartón, sobres sin ventana, revistas, tubo de cartón de las servilletas, etc.

Se depositan en el contenedor azul, específico para cartón y papel, que trasladarán a plantas de clasificación y tratamiento.

En el ámbito profesional, recicla tus cajas de cartón y embalajes para llevarlos al contenedor azul. Recuerda quitar la cinta adhesiva que sea de plástico. Igual con el papeleo de oficina y almacén. Una caja de cartón en forma de papelera será muy útil y fácil para el reciclado.

En las plantas de tratamiento trituran el cartón y papel con agua templada, la calienta y machacan hasta conseguir una pasta. Esta será introducida en unos rodillos que la secaran y prensaran hasta convertirlas en papel apto, también, para fabricar cartón.

En algunas ocasiones, estas plantas utilizan cloro para blanquear el papel, lo cual es un paso atrás ya que el cloro resulta muy contaminante. En la UE está prohibido este uso. Se usa el dióxido de cloro o bien agua oxigenada o hidrosulfito sódico que no son tóxicos.

cajas de cartón

Ventajas

Las ventajas del reciclado son muchas, pero las más importantes son:

  • El ahorro de madera, manteniendo a salvo la naturaleza. Por cada 1000 kg de papel se necesitan 3.300 kg de madera, un derroche que nuestro medio ambiente no puede permitirse. La deforestación supone la extinción de muchas especies que viven en los bosques.
  • El ahorro de energía. Tanto a la hora de la tala como de la fabricación de papel nuevo.
  • Disminuye la contaminación tanto del agua como del aire.
  • Aumenta la vida útil de los vertederos ya que reduce los residuos.
  • Crea nuevas oportunidades de comercio como la venta de papel ecológico.

Diviértete reciclando o reutilizando

El reciclado no solo puede ser un método de separación de residuos, también puede ser una actividad divertida para la familia, manitas y todo tipo de personas dispuestas a ayudar al medioambiente.

shutterstock_318174692

Con las cajas de cartón de productos que utilizamos a diario, podemos reutilizarlas para otros usos como:

  • Cajas para juguetes, ropa, zapatos…
  • Podemos forrarlas con papel de colores para otros usos.
  • Pintarlas con los más peques de la casa.
  • Con papel de periódico y cola podemos hacerle formas que al secar quedaran compactas.
  • Crear castillos de cartón para jugar.
  • Crear figuras.
  • Crear banquetas o sillas.

Y una infinidad de usos más.

shutterstock_149218022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *