Errores a la hora de elegir y utilizar cajas de cartón para mudanzas

En ese post queremos ayudar a todas esas personas que buscan cajas de cartón para mudanzas para que no caigan en los errores más comunes y de paso quitar un poco de estrés que estas producen.

  1. Cajas de cartón baratas, pero de mala calidad: Para una mudanza todos queremos gastar los menos posible pero no caigas en el error de comprar en lugares baratos y de mala calidad. Busca las opciones de cajas de cartón baratas, pero de una calidad decente. Son tus pertenencias y pueden romperse por una mala caja.
  2. Cuidado con el tamaño. Es importe que la caja de cartón no sea ni muy grande (no podrás moverla) ni muy pequeña (no te entrada nada). Para que sea más fácil, coge un metro y simula las medidas de la caja. Te harás una idea más rápida de la caja de cartón para mudanza que necesitas.

No pienses en lo barata que es la caja pequeña, piensa en lo que necesitas.

shutterstock_126286139

  1. Elegir una sola calidad o escatimar en protección. Para las cosas más ligeras puedes elegir una caja sencilla, pero para cosas frágiles o pesadas es recomendable elegir una caja más gruesa (canal doble) o al menos poner mucha protección (burbujas, espumas, etc.).
  2. Ni mucha ni poca cinta adhesiva. Es importante embalar bien la caja, pero tampoco hay que envolver toda la caja. Esto te entorpecerá para abrirla y puedes romper el contenido. Además, las cajas de cartón son reciclables y si tienen cinta por todas partes no se podrá reciclar.
  3. No pensar en la facilidad o en el futuro. Piensa en hacer la mudanza más cómoda y tener materiales reutilizables. Por ejemplo: una caja armario para pasar la ropa de un armario a otro de forma rápida. Además, luego la podrás utilizar para esas prendas que ya no usas. O si tienes pensado tener un trastero o altillos puedes usar tus cajas de cartón para mudanza para almacenar posteriormente.

shutterstock_218996902

En resumen, busca unas cajas de cartón para mudanzas que se adapte a tus necesidades presentes y futuras, que cumplan la medida y la calidad que necesites para que todo sea más fácil y un poco menos estresante.

Además, cuando termines la mudanza puede usar las cajas para hacer manualidades solo/a o en familia. Los usos son casi infinitos, ¡aprovéchalo!

Recuerda que son tus cosas y tus recuerdos, que una mala caja no haga pasarte un mal trago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *